ENTREVISTA | Jaime Terrón, un año caminando solo

Parece que fue ayer cuando aquél veinteañero de flequillo indomable nos cantaba aquello de “que cuando me vaya, no caiga una lagrima por mi”, junto a Natalia Jiménez. Sin embargo, han pasado ya casi diez años y ese gaditano ‘adicto a presentarse a exámenes de selectividad’, como él mismo se Seguir leyendo