Jorge Castaño, cantautor alicantino

Jorge Castaño afirma que las canciones son como fotos. Basta darle al play, escuchar los primeros acordes y de inmediato tu mente viaja a ese lugar y momento que teníamos guardado en la memoria. 

Este es el concepto que el cantautor alicantino defiende en Esto es una Foto, su EP debut. Un trabajo formado por cinco canciones, donde el artista las compara con las fotografías, explicando que de alguna manera estas “congelan recuerdos y los mantienen intactos en el tiempo”. Anhelos que, para bien o para mal, forman parte de ti y es bonito tenerlos presentes. 

Tu EP se titula Esto es una Foto. ¿Cómo sería la fotografía que representase la esencia o personalidad de Jorge Castaño?

Jorge Castaño (J.C.): Sería una foto donde saliese yo haciendo el payaso. Soy bastante payasete y yo creo que esa sería la esencia de la foto. 

¿Cómo surge este trabajo musical?

J.C.: Como digo en el título, esas cinco canciones que lo forman son recuerdos y fotos. Pienso que de alguna manera, las fotos y las canciones se parecen porque guardan recuerdos. Entonces, son cinco recuerdos que representan cosas que he vivido y que de alguna manera también pueden ser recuerdos o vivencias de otras personas. Así que ahí quedan para ellas también. 

Entre estas cinco canciones, se encuentra Por si Llego Tarde, un tema que habla sobre el problema que supone encerarse en uno mismo ¿Crees que la música es un buen instrumento para salir de ese encierro?

J.C.: Yo empecé a escribir canciones para poder expresarme, porque se me da fatal hablar. Sin embargo, a la hora de escribir canciones, siento que todo fluye y me resulta mucho más fácil. 

“Yo suelo echar mano a recuerdos y cosas vividas”

Y Jorge Castaño, ¿escribe más por deshago o por diversión?

J.C.: Escribo como desahogo. Es cierto que también hay momentos que he escrito por el mero hecho de crear y escribir una canción que hable sobre algo. Hay un poquito de todo. Yo suelo echar mano a recuerdos y cosas vividas, porque así es más fácil plasmar lo que quieres decir. Así que todo va nutriendo. 

Respecto al sonido, también has conjugado un estilo más de cantautor con ritmos más modernos…

J.C.: Sí. Al principio empecé a hacerme yo las maquetas y eran bastante pop clásico y rollo cantautor de lo que se escucha toda la vida. Entonces, quise cambiar un poquito la estética -no solo la mía, sino también la que se puede percibir de la canción de autor-. El resultado fue como un lavado de cara y, para ello, me ayudaron mucho Alex Granero y otros artistas. Al final,  hemos conseguido que el EP tenga esa estética de cantautor, pero con un aire más juvenil y moderno.

Si te tuvieses que quedar con una sola canción de las cinco que componen el EP ¿Cuál sería?

J.C.: Por si Llego Tarde yo creo que es la canción que más me gusta de todo el EP, obviamente me gustan todas porque las he parido, pero esa tiene algo especial. Los arreglos que me hizo Roy Borland y la producción de Alex le dan una sensibilidad especial. Además, la versión producida es bastante distinta a la versión acústica que hago yo en los conciertos. Me gusta muchísimo lo que transmite ese nuevo formato de la canción.

Y llegados a este punto, vamos a echar mano de los recuerdos para conocer ¿en qué momento descubriste que te querías dedicar a la música?

J.C.: Pues mira yo creo que todo empezó cuando tenía 6 años en el corro del colegio. Recuerdo que llegué a casa y le dije a mi madre: “mamá, yo quiero hacer y aprender música”. Total que me apunté al conservatorio y me metieron en trompeta, ¡y yo queriendo aprender a tocar la guitarra! Así que duré 2 o 3 años y luego estuve sin hacer nada de música hasta los 13 años. En casa teníamos una guitarra de la Comunión de mi madre y un día ella me dijo: “Venga, a ver quién de los dos aprende a tocar antes la guitarra”. Así que ahí empezó todo con tutoriales de Youtube, hasta que comenzó a sonar un poquito más y me lancé a escribir canciones.

“La música me ha unido a muchísima gente que quiero y admiro”

¿Qué ha supuesto la música para ti?

J.C.: Me ha supuesto un montón de nuevas amistades. De hecho, de las mejores que tengo. La música me ha unido a muchísima gente que quiero y admiro. También me ha permitido viajar y conocer sitios a los que no había ido antes, como Barcelona o Cádiz. Así que muchísimas cosas.

La música te llevó a cambiar Denia por la Capital ¿Qué te ha dado Madrid?

J.C.: Yo me mudé a Madrid porque sabía que tenía que ir allí por el tema de la música y mi carrera artística. Fui a estudiar música, para seguir formándome, y es allí ya cuando empiezo a contactar con cantautores y artistas que solo veía a través del móvil. Con ellos, comienzo a ir de invitado a sus conciertos. Además, me compré un ampli y un micrófono, y salí a la calle para tocar y a conseguir público nuevo.

¿Qué te aportó tocar por las calles de Madrid?

J.C.: Yo creo que es un ejercicio muy bueno para el ego, para darte cuenta de que no eres nada. Tú estás ahí tocando y la gente tiene su vida y su curso. Entonces, solo puedo dar gracias a la gente que se para un segundo para escucharte porque eso ya es mucho.

Con esta experiencia en la mochila y todas las acumuladas en los últimos años, ¿qué le diría el Jorge Castaño de hoy al que se mudó a la gran ciudad?

J.C.: Que hizo bien en ser persistente. Soy como una taladradora para todo, menos para tomar el sol [risas], y yo creo que hice muy bien en no parar de hacer cosas.

Para finalizar, tiramos de pregunta clásica ¿qué es el éxito para Jorge Castaño?

J.C.: El éxito para mi es ser feliz haciendo lo que hago y yo creo que por ahora tengo ese éxito.

Iba a preescolar cuando el ‘gusanillo‘ de la música le picó. Desde entonces, no ha parado de perseguir su sueño, tanto es así que cambió la costa de Denia por el asfalto madrileño. En la gran ciudad conoció a muchos músicos que actualmente se han convertido en sus mejores amigos. 

Sus amistades y las calles de Madrid le han regalado experiencias y vivencias que ha plasmado en las canciones de Esto es una Foto, su primer EP. Un proyecto musical que a modo de álbum de fotos, guarda recuerdos que forman parte de Jorge. Vivencias que suenan a cantautor, pero que vienen envueltas en un sonido renovado y moderno. 

Y tú, ¿qué recuerdos plasmarías en una foto?

Escrito por

María Sánchez

Tuve walkman, discman y pertenezco a esa especie en extinción que escucha música en formato físico.