Alejandro Bejarano, cantante y compositor

Una guitarra, la voz rasgada y la verdad que lleva instrínseca es lo único que necesita Alejandro Bejarano para emocionar. El sevillano ha decidido que una pandemia mundial no va a frenar sus ganas de luchar por la música y, en pleno confinamiento, lanza su último single Quemaré tu Piel. Una canción con la que da un paso al frente y deja un poco atrás (aunque no apartado) a ese Alejandro de las baladas. 

El joven artista, que empezó publicando covers de referentes musicales como Alejandro Sanz o Pablo Alborán, cuenta ya con singles como Atardeceres Llorando por Verte y éste último que, además, podemos disfrutar en versión acústica desde hace apenas dos semanas. 

¿Cómo estás llevando el desconfinamiento? ¿Eres de los que se propone ser productivo 24 horas al día o prefieres no agobiarte? 

Alejandro Bejarano (A.B.): Lo he intentado. Las tres o cuatro primeras semanas he intentado ser súper productivo, pero es verdad que todo ha empezado a bajar y el agobio empezaba un poco a hacerse dueño de la situación, pero no lo he llevado mal del todo. Creo que el confinamiento ha venido bien. Es cierto que a estas alturas era un poco pesado, pero estoy contento con cómo he ido llevándolo todo. 

Entonces, ¿puedes decir que has aprovechado musicalmente la cuarentena?

(A.B.): Totalmente. He aprovechado musicalmente y para todo, he hecho todo lo que he podido y ha estado en mi mano. 

Bueno y hablando un poco de Quemaré Tu Piel, el último single que lanzaste hace nada y cuya versión acústica pudimos disfrutar hace dos semanas, no puedo evitar preguntarte ¿cómo es esa sensación de lanzar una canción en plena pandemia mundial? Supongo que es algo que recordarás siempre, ¿no?

(A.B.): Sí, totalmente, hace poco lo hablaba además con un amigo y me decía: “Quillo vaya situación la que te ha tocado para pasar esto”. Y me dijo una frase que fue “bueno, si todo sale bien y te va bien en el futuro, podrás decir que tu carrera empezó en medio de una pandemia mundial”. Y dije: “¡hostia, es verdad!”. Ha sido raro, rompe todos los planos y los esquemas porque no puedes hacer promoción, no puedes hacer conciertos, no puedes ir a los sitios a presentar tu canción… Entonces, se hace un poco complicado, pero la situación es la que hay y nada, toca sobrepasarla cuanto antes y una vez que estemos bien, a tirar para adelante. 

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=fcBbQhShqTU&w=560&h=315]

¿Crees que el estar encerrado en casa ha intensificado, de alguna manera, las emociones de sacar un single? Es decir, ¿se ha magnificado todo?

(A.B.): Fuera el recibimiento ha sido muy bueno con el tema y estoy muy contento. He recibido muchísimos mensajes de que a la gente le ha gustado la canción, pero es verdad que dentro, emocionalmente, ha sido fuerte porque han sido muchas sensaciones. Este tiempo de incertidumbre, de no saber qué está pasando… Acabas de sacar una cosa y no sabes si está funcionando o no porque el único recibimiento que tienes es en las redes sociales… Y bueno, ahora está saliendo el tema en la radio, en Canal Fiesta, y estoy muy contento, pero no poder ver a la gente, no poder verles las caras mientras estás cantando el tema, no poder ver si la cosa está funcionando, no hay movimiento… Entonces, emocionalmente sí he estado un poco acongojado en casa, pero es fruto de la situación y espero que todo vaya superándose cuando pase esto. 

¿Qué se siente al exponer a todo el mundo algo tan íntimo y personal como es lo que refleja la letra de Quemaré Tu Piel?

(A.B.): Siento verdad. Cuando escucho canciones de otros artistas, lo que me gusta, al final, es conseguir que cuando escucho su canción me ponga en su piel, que sienta lo mismo que está sintiendo. Cuando saco y escribo una canción, soy consciente de que si lo voy a sacar a la calle, por muy personal que sea, la gente lo escuchará y sabrá qué es lo que pasa. Entonces, me gusta, igual que me gusta a mí ponerme en la piel de otras personas. Cuando yo hago esto me siento bien, cuando recibes el mensaje diciendo que le ha gustado, que se siente identificado, o cualquier cosa… me llena mucho, la verdad. 

“Al Alejandro de antes le diría que era tonto y que ha perdido el tiempo”

¿Crees que ha habido una repercusión distinta en tu single (ya sea para bien o para mal) por la situación en la que ha sido lanzado?

(A.B.): Yo creo que sí por el tema de la promoción, de poder ir a alguna televisión, a alguna radio a cantar la canción, a darle un poco más de difusión. Tampoco hemos podido sacar el videoclip, hemos tenido que sacar uno en acústico que ya teníamos grabado, pero teníamos pensado sacar uno para la canción oficial y no ha podido ser. Entonces creo que, al fin y al cabo, un videoclip hubiera dado un poco más de vida al single y hubiera ido un poco mejor, pero bueno, no queda otra. 

Bueno y ahora nos vamos al pasado para entender un poco al Alejandro actual. He leído en una entrevista cómo fue tu primera experiencia cantando delante de alguien y fue por una encerrona del padre de un amigo. ¿Crees que hay diferencia entre el Alejandro de esa primera vez y el actual? ¿Qué le dirías a ese Alejandro?

(A.B.): Total, así fue. Pues le diría que era tonto, que ha estado perdiendo mucho el tiempo y que debería haber dado el paso un pelín antes para ahora tener un poco más de recorrido ganado a nivel de aprendizaje de música y de todo. Pero bueno, al fin y al cabo, soy de los que piensan que cuando algo pasa es cuando tiene que pasar y porque tiene que pasar. Entonces, si tuvo que ser más tarde, no pasa nada. Estoy contento, la verdad. 

Además hay algo crucial en tu carrera musical, y es que habituado a publicar covers de otros artistas, ¿cómo fue esa sensación de publicar por primera vez tu primera canción?

(A.B.): Pues es un paso complicado. Siempre he estado subiendo canciones de otros artistas, entonces cuando das el paso de decir: “ahora voy a enseñar yo algo mío”, es una responsabilidad un pelín más grande. Es algo tuyo, muy personal y sabes que lo vas a poner a la carta de tu público. Hay nervios y respeto por qué va a pasar: si a la gente le va a gustar o no… Una vez enseñas algo al público, eres dueño de ellos, por así decirlo, y tienes que estar dispuesto a cualquier tipo de crítica o de aceptación. Yo por suerte estoy muy contento con cómo ha salido todo y ya te digo, me arrepiento de no haber sacado cosas mías antes. 

“Hemos empezado a enfocar la producción de las canciones de una forma diferente”

¿Crees que eres el mismo Alejandro en Atardeceres Llorando Por Verte que en Quemaré Tu Piel? Porque está claro que, por lo menos en tema producción, hay una diferencia clara.

(A.B.): Totalmente, hay un paso bastante grande. Atardeceres llorando por verte era un tema, por así decirlo, del Alejandro anterior. A mí me encanta esa música, pero es verdad que hemos empezado a enfocar la producción de nuestras canciones de una forma diferente, como por ejemplo Quemaré tu piel, que es bastante distinta a Atardeceres llorando por verte. Es cierto que ha salido Atardeceres en versión acústica y cuando salga la versión producida, lo mismo tiene más similitud con Quemaré tu piel, pero son temas diferentes, son otra onda, otro estilo… Por una parte, Atardeceres es más balada y, por otro lado, Quemaré tu piel es más pop, más comercial y más actual. 

Y relacionado con este paso del que hablamos, ¿crees que ya tienes un sello personal más o menos encaminado o sigues buscándolo?

(A.B.): Sí, yo creo que empieza a asomar la cabeza por ahí ese sello que llevo tanto tiempo queriendo encontrar: cuál es mi sitio, donde estoy cómodo… Creo que empiezo a verlo un poquito y voy directo a por él. 

Bueno en el último ‘Preguntas y Respuestas’ que subiste hace nada, hace dos días, dices que el maestro Alejandro Sanz es tu ídolo musical. ¿Crees que es tu principal inspiración en la música o es más a nivel personal? 

(A.B.): Pues puede ser perfectamente ambas cosas. A nivel musical por supuesto, porque es la música que he escuchado desde pequeño, la que escuchaba en el coche, en los viajes con mis padres, la que escuchaba en mi cuarto, la que he escuchado en todos los sitios siempre. Y a nivel personal también, porque su música y sus letras, al fin y al cabo, me hacen sentir bien, me encuentro cómodo, las siento y creo que a nivel personal me siento muy identificado con él. Si tuviera que decir alguien, Alejandro Sanz sería el que más fuerzas me ha dado para componer, para inspirarme, para motivarme y todo. 

Y ¿cómo es esa sensación de hacer covers de artistas como Pablo Alborán y de repente empezar a trabajar con Lolo Álvarez

(A.B.): Es bastante sorprendente, es todo muy especial. Todo pasa muy rápido, hay una química muy buena en muy poco tiempo, las cosas empiezan a funcionar muy rápido y… Pues imagínate, estar cantando las canciones de un artista y de repente estar trabajando mano a mano con quien es su guitarrista y director musical, la verdad es que da mucha fuerza y te hace sentir muy fuerte. 

Otro tema también que en la situación actual nos preocupa mucho es el futuro. Es decir, ¿qué va a hacer Alejandro Bejarano una vez termine todo esto? ¿Tienes pensado volver a tocar en directo en cuanto la situación lo permita?

(A.B.): Los planes van a ser los siguientes: en cuanto termine esto y bueno, ya de hecho, con muchas precauciones estamos intentando buscando la forma de volver al estudio, poder encerrarnos a grabar todas las canciones que hemos estado componiendo en este tiempo y, una vez tengamos grabadas más temas, irán saliendo los singles poco a poco. Y paralelamente, la idea es poder hacer promoción, conciertos en todos las ciudades que podamos y nada, intentar recuperar todo el tiempo que, entre comillas, hemos perdido. 

Bueno y siempre dicen que un artista escribe sobre las situaciones que vive. ¿Habrá algún tema que refleje la experiencia vivida en el confinamiento o ya hay demasiada saturación con el tema?

(A.B.): El confinamiento me ha servido para escribir, pero no sobre él. Me ha abierto la mente y me ha dado muchas ideas, pero es cierto que yo no le he escrito directamente a esta situación. Esta situación me ha hecho darme cuenta de muchas cosas, por supuesto, de cosas que antes no veía y ahora sí. Sí le he escrito a esas cosas que me ha provocado el confinamiento, pero no directamente a él. 

Para ir terminando, ¿tienes muchos temas escritos y guardados en un cajón? Si es que sí (y eso esperamos), ¿tienes intención de que salgan a la luz o dejarlos tal como están bien guardaditos?

(A.B.): No, además están justo aquí en el cajón, tú no lo ves pero yo tengo aquí los papeles saliendo por fuera [risas]. Y sí, la idea es que pueda grabarlos todos y están ahí. Si están escritos es porque de verdad tienen su sitio en mi música y espero que también en el de la gente que me va a escuchar. 

¿Entonces podemos decir que en un futuro no muy lejano habrá disco?

(A.B.): Ojalá que sí, que haya disco y la idea es esa, poco a poco, single a single y en un futuro poder sacar un disco completo. 

Alejandro Bejarano ha llegado para quedarse. Cuando las cosas se hacen con verdad y con pasión, siempre salen bien y así lo ejemplifican sus canciones. 24 años de edad y ganas por mostrar sus canciones al alma de quien las escuche, es la simbiosis perfecta que da como resultado la existencia de un artista como él. 

Así que mientras esperamos a que salgan todos esos temas cuyas letras tiene guardadas, literalmente, en un cajón; vamos a separarnos del suelo como un ascensor con la magia de Quemaré Tu Piel