La Verdad de Siloé, la formación musical de Fito Robles (voz y guitarras) y Xavi Road (Dj y productor), irrumpió en la escena musical nacional en 2016, sorprendiendo con un sonido que conjuga melodías acústicas y de autor con influencias vanguardistas y matices electrónicos. “¿Por qué una banda tiene que ser batería, bajo, guitarra y voz? ¿Por qué no puede ser un video dj, un batería y un poeta?”, se cuestiona Xavi Road, argumentando que “estamos en 2020 y necesitamos empujar a la música un poco más allá”.

Un empujón que tiene como punto de partida Metrópolis (2020), su tercer trabajo. Un álbum que fusiona el mundo de las bandas con el mundo de la electrónica y con el que Siloé camina por nuevos senderos musicales, sin perder la perspectiva. Letras tan cuidadas como brillantes, melodías que emocionan y te sacan a bailar y unos arreglos musicales cuidados hasta el mínimo detalle. Sobre este trabajo hemos hablado con Xavi Road y, a continuación, os dejamos con el resultado. 

Recientemente habéis publicado Metrópolis, un álbum que marca un cambio de rumbo sonoro en vuestro proyecto musical ¿Qué destacarías de este disco?

Xavi Road (X.R.): Es una intersección de dos caminos: el mundo de las bandas y el mundo de la electrónica. Con este disco, de aquí a 2 años, vamos a cambiar para siempre la forma en la que los Djs y las bandas se relacionan entre sí en este país. No solo a nivel de producción o composición, sino a la hora de afrontar un directo.

Nuestro show va a contener tres shows dentro de sí mismo: vamos a tocar como una banda, pero pinchando los temas como si fuera un DJ set, mezclando nuestras canciones con otras de otros artistas, y haremos un set acústico dentro del público.

Como comentabas, en el proyecto Siloé, convergen dos mundos que, aunque puedan parecer muy diferentes, nos habéis demostrado que casan a la perfección. ¿Qué ha aportado Xavi a Fito y Fito a Xavi a nivel musical?

X.R.: Nos hemos cambiado los roles durante la producción del álbum para llegar a lugares diferentes, donde nunca habríamos llegado ninguno de los dos en nuestras carreras en solitario. Fito ha hecho bases y yo he hecho letras y melodías. La meta era crear algo que ninguno de los dos pudiéramos hacer solos para encontrar un nuevo ADN y un imaginario híbrido.

Necesitábamos viajar al lugar donde nace parte del sonido que hacemos

El disco se ha grabado entre Nueva York y Madrid ¿Qué influencia tienen estas ciudades en vuestras canciones?

X.R.: Necesitábamos viajar al lugar donde nace parte del sonido que hacemos, que son los states. Es la única manera de influenciarte de verdad de algo, trabajando con gente y en un entorno que pertenezca a lo que quieres hacer.

A Madrid nos hemos mudado hace un tiempo y ya se ha convertido en nuestro cuartel general. En nuestra banda, somos dos en el escenario pero tres a nivel de formación. El tercer miembro es Oscar Herrador, un reputado ingeniero de sonido y productor español que tiene un estudio de grabación en Madrid. Este estudio, Stateroom Studios, se ha convertido en nuestro local de ensayo y cuartel de operaciones.

El primer sencillo de Metrópolis fue Única y quiero saber ¿qué tiene de única esta canción para que os decantaseis por ella como primer single?

X.R.: Fue uno de los primeros temas que hicimos, la primera vez que componíamos juntos. Es un tema pop con riffs muy claros, en los que se unen los sintes con guitarras eléctricas muy procesadas y guitarras acústicas. Era una buena carta de presentación de lo que queríamos comunicar.

Tras Única, llegó Levita y Ven, una canción que habla de “la historia de descubrimiento de una pareja que se esconde de sus familias porque no respetan su relación y de esa libertad que les da viajar juntos a espaldas de su gente cercana”. Una historia real como la vida misma. Habladme de esta canción y de cómo surgió.

X.R.: Surge de una historia real de dos chicas que nos encontramos en un concierto y que habían creado un imaginario a través de nuestra música para refugiarse porque su familia no permitía su relación. Este tipo de historias, cuando las conoces de cerca, de alguna manera te marcan y, en este caso, acabó siendo una canción.

¿Qué le dirías a aquellas personas que pasan por la situación que describe Levita y Ven?

X.R.: Que se respeten a ellos mismos y no vivan la vida de los demás.

Ser artista significa renunciar a un montón de opciones para que se te reconozca por algo en concreto

En Levita y Ven esta pareja acaba construyéndose un imaginario para refugiarse, que termina por revelarles quiénes son realmente ¿Os ha pasado a vosotros algo similar con la música? ¿La música ha contribuido a redescubriros a vosotros mismos?

X.R.: Sí. Ser artista significa renunciar a un montón de opciones para que se te reconozca por algo en concreto. Así que, de alguna manera, no solo con la música, sino también con tu imagen y tu discurso. Has de tenerlo muy claro para que la gente pueda entender lo que quieres comunicar. Todas estas decisiones acaban definiéndote como tal y te hacen descubrirte, claro.

Me remonto ahora a ese primer disco, La Verdad, para preguntarte ¿qué verdad/es sobre el mundo de la música os han revelado estos años de trayectoria musical?

X.R.: Trabaja 24/7 y rodéate de un equipo que crea al 102% en tu movida, si quieres llegar a algo.

¿Qué le dirían los Siloé de hoy a aquellos que debutaron en 2016 con La Verdad?

X.R.: Paciencia.

Para finalizar, ¿qué es el éxito para Xavi Road o Siloé?

X.R.: Seguir haciendo lo que hacemos, creciendo y ganándonos la vida con ello.

Xavi Road mantiene que “el mundo de las bandas está en un fin de ciclo y necesita una renovación, un nuevo pop. Al igual que el mundo de los DJs, que ya vivió la década pasada su boom, y necesita abrir las ventanas y relacionarse con otros artistas e, incluso, crear bandas y otros proyectos para seguir innovando”. Por eso, Siloé evoluciona y abre la veda a nuevas sendas musicales, huyendo de convencionalismos pero sin perder su esencia.  

Texto y entrevista: María Sánchez