Con un crecimiento apabullante en su primer lustro de celebración, las Noches del Botánico están cerca de consagrarse como una de las mejores ofertas de ocio musical del verano madrileño. Si bien tienen una experiencia única respecto a la música, año tras año su consolidación dentro de los festivales de la capital les hacen crecer poco a poco.

Prueba de ello ha sido su cartel a través de los años. Si ya el año pasado contó entre sus días con Woody AllenAna BelénZahara o Salvador Sobral -entre muchos otros, por supuesto-, este se ha propuesto revolucionar la capital con música orientada a varios géneros, pero con la habitual puesta intimista musical que le caracteriza, dejando más de un mes de conciertos únicos.

La apuesta flamenca por parte de la organización es más que evidente: Desde una apertura con la polémica Estrella Morente a un show especial de Diego El Cigala, Tomatito, o un cierre con La Barbería del Sur y los Gipsy Kings. Sin embargo, la organización ha vuelto a saber encontrar el equilibrio perfecto entre nuevas propuestas, habituales del festival y leyendas de la música.

En esa última categoría se encuentran figuras como la de Tom Jones, que abrirá la parte de julio del festival; Víctor ManuelCarlinhos Brown o Kiko Veneno. El pop internacional, por su parte, tendrá un soplo de aire fresco con el fichaje de Jessie J para completar el cartel, una artista clave en la última década cuya evolución no ha dejado indiferente a ninguno de sus seguidores.

Of Monsters and Men, la revolucionaria LP o la atrevida propuesta artístico-musical de Woodkid constituyen los nombres más punteros del ámbito internacional del cartel. Por otra parte, la inclusión de talento patrio no faltará en esta nueva edición, que con la aportación de Andrés Suárez en su presentación han dejado claro que volverá a hacer shows únicos, como el que promete realizar junto con Isma Romero.

Las entradas están ya disponibles desde la web oficial del festival.

Texto: Javier Rodrigo

Fotografía: Samanta Weasley