Si en 2018 Ruth Lorenzo se confesaba adicta al amor con su segundo trabajo, Loveaholic (2018), ahora la cantante murciana nos invita a descender al inframundo de la mano de su nuevo sencillo, Underworld“La canción describe mucho mi tipo de oscuridad e intensidad. Aunque soy una persona muy positiva, tengo la dualidad de mi mundo interior, explica Lorenzo acerca de su nuevo tema, que nada más estrenarlo -el pasado 28 de junio- se posicionó en el número 1 de iTunes España.

En este nuevo single, la cantante derrocha voz y calidad con una letra en la que comparte autoría con Chris Whale y Norma Jean Martin y que, inspirada en los Siete Pecados Capitales, emplea como excusa para declara su amor incondicional a la persona que ama. Con un sonido más rockero y oscuro, fruto de la producción de Chris Whale, Ruth Lorenzo se aleja de los convencionalismos y explota su faceta ‘más cañera’, regresando a su esencia “a ese lado mío del rock-pop. Es mi sitio y es donde más cómoda estoy”

Consciente de que el tema se aleja de las tendencias musicales actuales, la artista ha sabido encontrar, en las brumas del inframundo y en las guitarras rockeras, los sonidos y matices para brillar. “Ya que voy a contracorriente, más vale hacerlo del todo y no a medias tintas”, explica para terminar concluyendo que de esta manera “la canción se acerca más a mí”.

Ruth Lorenzo
Posado de Ruth Lorenzo en la presentación para prensa de Underworld | Foto: Bemol Magazine

Por este motivo, la artista se muestra muy satisfecha con el resultado final del tema porque, además de comprobar que “suena súper bien en radio”, también está recibiendo un primer feedback muy positivo por parte de sus leones -sus fans-. Unos seguidores que han sabido entender a la perfección los impulsos de RuLo quién, guiada más por el corazón que por la “cabecica”, ha articulado una declaración de amor en una canción llamada a perdurar ‘por los siglos de los siglos y amén‘.

Siempre inquieta y dispuesta a explorar nuevos terrenos a nivel personal y musical, nuestra murcianica más internacional revela que está aprendiendo chino mandarín. Por esta razón y porque la canción se trabajó también en Honk Kong, ha decidido incluir en el video lyric la traducción de la letra en este idioma. Mujer de retos e inconformista por naturaleza, además, avisa de que “puede ser que me la veáis cantar también en mandarín”. A la espera quedamos, RuLo. 

Sobre el videoclip, que saldrá en unos días, solo ha adelantado que “la portada del single está basada en el vídeo” y que historia parte de una narración que “yo escribí en Londres. Siempre ha sido un videoclip que he querido hacer y esta canción era perfecta para esa historia”, declara. 

Una canción, escrita hace dos años atrás y que la artista ha conservado en la recámara esperando a encontrar el momento idóneo para que vea la luz. El pasado viernes, el tiempo de espera concluyó y comenzó una nueva era para Ruth, de la que dice no saber “que me va a traer”, pero que afronta con muchas esperanzas porque “tengo muy buenas sensaciones, cada vez me siento más cómoda en mi propia piel, más cómoda con lo que realmente soy y más feliz”

Una felicidad que ha sabido hallar después de un año que califica de “revuelto”, repleto de “cambios, altibajos, de planteamientos y replanteamientos”, pero del que ha obtenido “un buen aprendizaje”. Unas vivencias que a buen seguro plasmará en sus próximas composiciones, de las que confiesa no saber qué forma adoptarán. “No sé si haré un disco, un EP … No sé el formato en el que van a salir, pero bueno seguiré trabajando poco a poco y día a día para hacer cosas de mucha calidad, que es lo que más me gusta”

Compositora y animal de directo, Ruth confirma que tiene previstos nuevos conciertos, cuyas fechas publicará por redes sociales a su debido tiempo. De momento y lo que sí es oficial es que el próximo 4 de julio estará actuando a las 22:30 horas en la madrileña Puerta del Sol para celebrar el Orgullo y presentar Underworld en directo. 


Texto, fotografía y vídeo: María Sánchez
Entrevista: María Sánchez y Sammy Weasley

Escrito por

María Sánchez

Tuve walkman, discman y pertenezco a esa especie en extinción que escucha música en formato físico.