A pesar de las altas e infernales temperaturas de La Capital, en torno a las siete de la tarde una numerosa multitud se agolpaba y buscaba centímetros de sombra en las inmediaciones de la sala But. El motivo tenía nombre propio: Ana Guerra. El Tour Reflexión de la tinerfeña aterrizó anoche en Madrid y ni el calor insoportable pudo con las ganas que los warriers -sus fans- tenían de ver a su ídola sobre el escenario.

Pasadas las nueve de la noche, sus músicos y bailarines tomaban posiciones sobre el escenario para recibir a Ana Guerra. Con ‘#eleganza‘, una sonrisa y cantando Bajito arrancó un show, repleto de baile, ritmo y alegría. Y si con la primera canción, La War ya consiguió que todo el público se moviese ‘pá aquí’ y ‘pá allá‘, con el tercer tema comenzaron las sorpresas. La primera, cocinada A Fuego Lento, junto con Rosana

Tras ello, los temas de Reflexión (2019), su primer álbum, se intercalaron con las canciones que, durante su paso por Operación Triunfo 2017, le dieron las alas para volar. Así no faltaron Olvídame, Con Una Mirada, El Remedio, Vete de Mí o las míticas Sax, Havana, Cómo Te Atreves a Volver, La Bikina, Lágrimas Negras o Don’t You Worry About the Thing

Además, también hubo tiempo para covers. Una Ana Guerra, ‘altanera, preciosa y orgullosa’, que se atrevió a versionar Volver de Estrella Morente, Comiéndote a Besos de Rozalén y Cierra Puerta de La Oreja de Van Gogh, con la que durante unos instantes nos remontamos al pop más clásico de los 2000. 

Ana Guerra
Ana Guerra en la madrileña sala But / Foto: Sammy Weasley

Los minutos avanzaban y el momento más emocionante de la noche tuvo lugar con Despierta, esa canción que compuso dentro de la Academia más famosa de la televisión y que le ayuda a poner luz a los días más grises. Con el público entregado, la bandera LGTBI+ en su mano y visiblemente emocionada, Ana regaló una bonita interpretación, precedida de un mensaje en el que recalcó que “este mundo tiene que cambiar”

La emoción cedió paso al frenesí durante la recta final del concierto. En compañía de Aitana echaron ‘pá fuera Lo Malo y junto con Roi Méndez terminó de poner ritmo a la velada con de There’s Nothing Holding Me Back. Y si sobre el escenario la cantante estuvo bien acompañada, fuera de él también recibió el cariño de multitud de rostros conocidos. Raúl Vázquez, Marina Jade, Joe Pérez-Orive y Magalí de OT 2017, su padre -Papi War-, los locutores Antonio Hueso y Tony Aguilar y los actores Miguel Ángel Muñoz y Fernando Andina -Don Gabriel (Amar es Para Siempre) que no estaba muerto, estaba de parranda- tampoco quisieron perderse la cita.

El fin de fiesta llegó con Todas las Flores y con una despedida que sonó a recibimiento, porque “¡qué mejor manera de decir adiós, que con un hola!”, comentó la cantante antes de dar paso a Ni la Hora. De esta manera, entre aplausos, bailes y confeti, Ana Guerra culminó una noche en la que, como diría la influencer Dulceida, recibió mucho mucho amor. 

Ana Guerra y Rosana
Rosana y Ana Guerra en el Tour Reflexión Madrid / Foto: sammy Weasley

Texto: María Sánchez
Fotografía: Sammy Weasley

Escrito por

María Sánchez

Tuve walkman, discman y pertenezco a esa especie en extinción que escucha música en formato físico.