Con un sencillo, pero entusiasta, “¡hola, Madrid!” Morat puso en pie a las quince mil personas que se congregaron en el WiZink Center para ver al grupo colombiano. Una banda que se siente muy cómoda en la capital española y a la que considera su casa. No es para menos después de colgar el cartel de entradas agotadas.

Arrancaron con fuerza a través de la letra de ‘Maldita costumbre’ y fueron encadenando ‘Amor con hielo’ con ‘Cuando nadie ve’ para llegar al primer impás de la noche, en el que Juan Pablo Isaza resumió la importancia de esta actuación para ellos. “No sé si lo saben pero nuestra carrera comenzó aquí, en España, en esta ciudad. Para nosotros es un sueño estar hoy aquí, en el WiZink, prometemos dar el mejor concierto de nuestra vida”, exponía.

Con esa promesa dieron paso a ‘Acuérdate de mí’, canción con la que Simón Vargas se desató. El bajista lo dio todo en el escenario, desde el minuto uno hasta que se acercaron las once de la noche y pusieron punto y final al espectáculo. Pero antes de que concluyera el show se vivieron momentos mágicos en Madrid.

IMG_4683.JPG
Morat en el WiZink Center. / Mónica del Valle

Isaza se atrevió con casi todos los instrumentos – guitarra, piano e incluso la trompeta – pero fue con el piano con el que el público enloqueció. Y no porque el integrante de Morat hiciese virguerías con el mismo, sino por las notas que daban paso a ‘Punto y aparte’.

Sin llegar a la mitad del concierto y con toda la noche por delante, el WiZink ya estaba encandilado, pero los colombianos querían más y le dieron un toque flamenco al espectáculo con ‘El embrujo’. El cajón y la guitarra española se fusionaron con el pop latino y desembocaron en ‘Se que te duele’.

morat_wizink_201910.jpg
Morat en concierto. / Universal Music

Morat se encargó de repasar todos sus discos desde ‘El amor y sus efectos secundarios’ hasta las ‘Balas perdidas’ para deleite de sus seguidores, que fueron testigo también de la presencia de una artista con la que el grupo ha colaborado recientemente, Aitana, concursante de Operación Triunfo 2017. ‘Presiento’ sonó en Madrid unas canciones antes de que lo hiciera ‘Como te atreves a volver‘, tema que suponía el final del concierto. No obstante, no sería la última ante un público que coreaba “otra, otra”.

Los artistas se hicieron de rogar y tras unos minutos de espera entonaron ‘Mi nuevo vicio‘, ‘Yo no merezco volver‘ y después de un “¡Madrid, ahora sí que nos vamos!”, se despidieron de su ciudad con ‘Besos en guerra‘. Su próximo destino es Valencia el 17 de mayo y Barcelona el 18. Sevilla tendrá que esperar hasta el 24 para recibirles.

Texto: Mónica del Valle