Hace algo más de un año nos reuníamos con Javier Sanz, más conocido como Bobes, para charlar acerca de su EP debut, Number #1 (2018), un trabajo que sembraba las primeras semillas de su carrera en solitario, tras la disolución de Última Toma (su anterior banda). 

Coincidiendo con el día de su veinticinco cumpleaños, nos volvimos a encontrar con este músico y compositor madrileño para que nos presentase Razón Al Corazón (2019), su segundo trabajo en solitario. Se trata de un EP, integrado por cinco canciones inéditas, que destaca por su sinceridad, cuidada producción y esa dosis de Rock & Roll que ya forma parte de su ADN como músico. 

Sobre este nuevo trabajo hemos conversado con Bobes, a quien basta darle una guitarra para que te cuente mil historias a ritmo de Rock & Roll. 

Razón Al Corazón es tu nuevo EP ¿Podemos afirmar que este trabajo representa la consolidación del proyecto Bobes?

Bobes (B.): ¡Justo! El proyecto de Bobes ha sufrido muchos cambios, quizá porque al principio quise ir muy rápido. Salí de Última Toma y quise ir a por todas, sin pararme a pensar detenidamente el sonido o la forma de las canciones de la nueva etapa como Bobes. Ahora, con la incorporación de los vientos en las canciones, creo que he conseguido diferenciarme del resto de bandas emergentes en cuanto a sonido y eso es un punto a mi favor. Además, la elección de las cinco canciones y todo el proceso de grabación ha sido muy meticuloso y pensado. A todo le hemos dado cuarenta mil vueltas antes de publicarlo. 

A nivel producción ¿Qué diferencias hay en relación con Number 1?

B.: En este EP la batería está grabada con una batería acústica real y en un sitio acondicionado para ello. Me ha tocado currar mucho a nivel producción, pero hemos conseguido que todos los instrumentos principales de la banda suenen prácticamente igual a como lo harían en el directo, sin utilizar sonidos MIDI (abreviatura de Musical Instrument Digital Interface). 

Tras escuchar el EP, he tenido la sensación de que aparece un Bobes mucho más sentimental que en el trabajo anterior ¿Puede ser?

B.: Sí, puede ser. Al fin y al cabo, cuando escribes siempre reflejas la situación que vives en ese momento. Creo que las cinco canciones son muy sinceras y se nota tanto a nivel sonido como de letras. Me lo intenté trabajar mucho y … Sí, comparándolo con el anterior puede ser que éste sea más “romanticón”. 

El EP y el primer sencillo comparten título, Razón Al Corazón ¿Bobes es más de hacerle caso a la razón o al corazón?

B.: La verdad es que … depende. No me considero una persona que se guía por impulsos, pero sí que es verdad que soy muy obsesivo, es decir, cuando me da por algo lo exprimo al máximo hasta sacarle todo el jugo. Puede ser una canción, un grupo, un equipo de fútbol o lo que sea, me hago fan incondicional de eso. Me obsesiono mucho con las cosas.

No sé si dentro de esas obsesiones se encuentra la de aprender de cada paso. En este sentido, ¿qué recuerdos te deja Number 1?

B.: Sobre todo, como has dicho, el aprendizaje. Tocar con mi banda me permite aprender de cada uno de los músicos, porque, aunque todos somos muy diferentes, a la vez también somos muy iguales. Además, el escuchar música constantemente también te ayuda a conocer nuevos sonidos que luego plasmas en tus canciones. 

En Razón Al Corazón dices: “Trataré que esta vez no me pille por sorpresa” ¿Durante tu trayectoria profesional te has topado con alguna situación que te ha pillado por sorpresa?

B.: Sí. Con el primer EP, saqué ocho canciones de golpe para tener material y no le dediqué todo el tiempo que debiera a nivel producción. Sin embargo, con Razón Al Corazón todo ha estado más cuidado y “no me ha pillado todo por sorpresa”.

Para sorpresa la que les daríais Pablo Pedraza y tú a las personas ingresadas en la planta de Oncología del Hospital La Paz de Madrid. 

B.: Sí, ya he ido como unas tres o cuatro veces a acompañarle con la guitarra para el de proyecto de Música en Vena. Yo siempre intento contribuir con las Asociaciones o ONG’s en causas benéficas, porque esta enfermedad me tocó de cerca. La madre de un amigo muy cercano la tuvo y recuerdo que me impactó mucho y me puse mucho en su piel. De hecho, siempre que me llaman para alguna causa relacionada con el cáncer y demás, he ido. Todo lo que pueda ayudar con mi música o acompañando como guitarrista a otro artista lo voy a hacer encantado sea la hora que sea y durante el tiempo que haga falta.

¿Consideras que la música “cura” o puede contribuir a sobrellevar mejor una enfermedad?

B.: Desde luego. De hecho, he escuchado casos de gente que estaba en coma y se ha despertado escuchando una canción. Que alguien recupere el conocimiento por escuchar una canción me parece increíble. Parece que la música puede con todo. 

¿En qué te ha cambiado a ti la música?

B.: En todo. Primero, me ha ayudado a madurar como persona, porque me ha obligado a buscarme la vida. A mí me gustaba mucho la guitarra y empecé a tocarla como entretenimiento, pero llegó un momento que me quise dedicar a ello y no me quedó otra opción que empezar a aprender mucho de mucha gente para intentar entender cómo funciona el mundo de la música, las canciones, la grabación … 

Hablando de madurez, estás de celebración de cumpleaños ¿Qué recuerdos te dejan los 24 años?

B.: Recuerdos preciosos. Es verdad que hay algunos más alegres y otros más tristes, pero yo soy de los que piensan que todas las cosas pasan por algo. Si ahora doy gracias por contar con el equipo que tengo, es porque he seguido y no me he cruzado de brazos. Llevo 24 años, ahora 25, pensando en la música. De hecho, creo que casi nací cantando o tocando la guitarra [risas]. 

¿Qué le pedirías a los 25?

B.: Que me den muchísima música, proyectos y conciertos. También, que todas las personas que quiero sigan conmigo y no se me vaya ninguna. 

Si dicen que los niños nacen con un pan debajo del brazo, en el caso de Javi Bobes, ese pan bien podía haber sido una guitarra “o un ukelele, por el tamaño”, bromea. Apasionado de la música y un genio con las seis cuerdas, el cantante madrileño se siente orgulloso de su segundo trabajo, Razón Al Corazón. Se trata un EP más maduro y “romanticón”, que sin perder ese sonido Rock & Roll que le caracteriza, supone un paso hacia delante en cuanto a calidad sonora, melódica y compositiva. Desde aquí, Bobes, no nos queda más que desearte que estos 25 años te den un poco (más) de Rock y muchas alegrías. 

Redes Sociales Bobes: Instagram, Facebook y Twitter

Texto y entrevista: María Sánchez
Edición audiovisual: Hada Casado

Escrito por

María Sánchez

Tuve walkman, discman y pertenezco a esa especie en extinción que escucha música en formato físico.