El Tour Contigo de Miriam Rodríguez aterrizó este viernes en La Capital con el ‘cartel de entradas agotadas’ presidiendo la  entrada de la sala But

Bajando por la calle Barceló de Madrid, una multitud se agolpaba a la altura del número 11. Ni el frío polar de aquella noche ni el directo de Bely Basarte, que se celebraba ese mismo día en el contiguo Teatro Barceló, resultaron un impedimento para los fieles de “La Leona”. Unos fans que rodearon por completo el edificio y fueron la causa de que el concierto comenzase con retraso. Pues hasta aproximadamente las 21:15 horas seguía entrando gente al recinto. 

Manuel Martos, Amelia Bono, Marina Jade y los ‘bilirines‘ -bailarines- de OT 2017 tampoco quisieron perderse la cita y acudieron a disfrutar y mostrar su apoyo a Miriam, quien, además de estar rodeada de sus incondicionales, también llegó a Madrid acompañada de sus padres y su hermano Efren Rodríguez. 

Pasadas las nueve y cuarto de la noche y con todo el público ferviente, los músicos salieron a escena y, a continuación, lo hizo Miriam. Enfundada en una cazadora de cuero plateada y negra y guitarra eléctrica en mano, arrancó el directo al grito de Aquí Estás. Y sí, estar estaba y, desde el primer momento, el respetable se hizo notar. Cantó, gritó y hasta supo guardar silencio en las canciones más íntimas.

miriam
Miriam Rodríguez en la sala But de Madrid. Foto: Bemol Magazine

Asimismo, los asistentes le enseñaron a la cantautora que, como buen fandom, se saben organizar y hasta son capaces de sorprenderla. Pancartas (Passenger) y globos (Hay Algo En Mí) no faltaron, en un día que para Rodríguez no había comenzado con buen pie. Aquejada de una pequeña gripe por causa de una secadora que no funcionó como debiera, un despertador que esa mañana se resistió a sonar y calzando las botas equivocadas, Miriam Rodríguez pisó con fuerza el escenario y demostró que no hay obstáculo que le frene. 

Uno de los momentos más especiales vino de la mano de Sin Rencor. Se trata de un tema coescrito con la cantante Vega. Junto a ella, le proporcionaron a esta canción una dosis extra de luz. La canción comienza diciendo: ‘Si miras al espejo verás que me hice mayor’ y “uno de los motivos por los que mi primera coautoria la hice con Miriam es porque, al conocerte y escucharte, yo me vi en tu espejo como un reflejo”, le confesó Vega a su compañera. Por su parte, la de Puentedeume (La Coruña) no quiso desaprovechar la oportunidad y explicó que “Ella -refiriéndose a Vega- me quiso conocer y comprender, antes de prejuzgarme por verme en la televisión. Quiso que fuese a su casa a tomar Coca-Cola y conocerme antes de hacer algo juntas”, zanjando con un “esto es gracias a ella. Así que gracias”. Rencores ninguno y, en su lugar, mucho talento y respeto mutuo sobre el escenario ¡Así sí!

La velada siguió su curso y temas como Prefiero, Me Tienes y Contigo, Suficiente evidenciaron la solvencia del directo de Miriam y pusieron de manifiesto que la cantante es mucho Más de lo que Ves, o mejor dicho, más de lo que nos mostró en Operación Triunfo. La tercera finalista del programa musical ha ganado presencia escénica y emoción. Muestra de ello fue NO! “Él es la persona más de verdad que conozco. No necesita más presentación ¡Pablo López!” y sin más el malagueño se sentó frente al piano y juntos interpretaron su dueto, además de regalarnos El Patio a modo de bonus track. Derrocharon emoción, complicidad y pasión por ese lenguaje común que comparten, llamado música. Tanto es así, que consiguieron lo que parecía imposible: dejar mudo a un público incombustible. 

82983-h2
Pablo López y Miriam Rodríguez. Foto: publicada en Bekia

Talento, garra, fuerza, seguridad y voz en perfecto estado físico son las cualidades de esta joven cantautora, que concierto a concierto no hace más que refrendar el por qué la denominan “La Leona” de la música. Miriam es mujer, no pertenece a nadie y, desde luego, que puede ser quien quiera imaginarse, porque le sobran cualidades y le queda mucha carrera por delante.

La cita de la gallega con la ciudad madrileña dejó Cicatrices en el alma y huellas imborrables en el corazón de los asistentes. El próximo 30 de marzo, Miriam Rodríguez se volverá a reencontrar con sus seguidores en La Capital, pero para entonces lo hará en un recinto todavía más grande: El Circo Price (últimas entradas AQUÍ). Un paso más, para una artista que viene pisando fuerte y dispuesta a quedarse. 

Texto y fotografía: María Sánchez