Nerea Rodríguez se dio a conocer gracias a su participación en Operación Triunfo 2017. La joven artista de Gavá (Barcelona) siempre tuvo claro que la música y la interpretación formaban parte de su ADN, por eso y a pesar de su corta edad (19 años), Nerea está curtida en los escenarios. Ha participado y protagonizado musicales como Red Rock Caperucita, Voces de Broadway y Sister Act, lo que la llevó a formar parte de Nit de Musicals 2017

Actualmente y tras pasar por la Academia más famosa de la televisión española, de la que fue expulsada en la gala 10, la catalana forma parte del reparto del musical La Llamada de los Javis, en el que da vida a María. Además, recientemente ha lanzado su primer sencillo, Y Ahora No, el cual está teniendo muy buena recepción por parte del público. “Me siento muy bien. Creo que la gente lo ha acogido muy bien y los comentarios que estoy recibiendo son muy positivos. Así que estoy contenta y orgullosa”, confiesa Nerea. Bemol Magazine ha tenido la oportunidad de sentarse a charlar con ella un ratito y esto es lo que nos contó. 

Las prisas no te han podido a la hora de publicar tu primer single en solitario ¿Tenías la necesidad de tomarte ese “respiro”?

Nerea Rodríguez (N.R.): Sí. Además, al principio tuve que dedicar mucho tiempo a La Llamada para estar preparada para estrenar. Luego, sí es cierto que igual he tardado un poco más que el resto de mis compañeros porque necesitaba encontrar mi sonido. Para mí, esto ha sido un poco difícil porque yo casi siempre había cantado versiones en inglés. Ahora, quería lanzarme a cantar en castellano, pero no sabía muy bien por dónde tirar. Entonces, hasta que no estuve convencida de qué canción quería sacar, no lo hice. Me pasó lo mismo con el videoclip. Así que ha sido un camino un poco largo, pero creo que ha valido la pena la espera.

Tuviste la oportunidad de regresar a la Academia de OT y les dijiste a los chicos que “el arte es aquello que remueve por dentro” ¿Qué te movió a elegir Y Ahora No como single?

N.R.: Y Ahora No es una balada que tiene ese punto de nostalgia y tristeza pero, a la vez, tiene fuerza que requiere una carta de presentación. Además, el tema habla de la encrucijada en la que se encuentra una persona, cuando hay algo que le está haciendo daño pero, pese a todo, decide seguir con eso que no le hace bien porque prefiere tenerlo a perderlo. Considero que era muy honesto hablar sobre esto, porque es algo que nos pasa a muchas personas y me parecía bonito de explicar y muy emocionante.

¿Te has sentido tú alguna vez en esa encrucijada? No hablo solo a nivel sentimental, sino en general.

N.R.: Sí. De hecho, hay una frase que digo en la canción que es: “prefiero un poco, que nada de ti”. Y yo soy bastante así. Casi nunca acabo diciendo no, siempre prefiero lo que tenemos a perderlo todo, aunque sepa que me puedes hacer daño.

Además del single, sabemos que has compuesto más canciones, entre otras una con Andrés y Martín de Dvicio. Asimismo, también has confesado que Blas Cantó se ha convertido en un gran amigo ¿Qué supone para ti contar con el apoyo y amistad de compañeros como ellos?

N.R.: Para mí, Blas Cantó es uno de mis mayores apoyos. Yo siempre lo había admirado muchísimo y, cuando vino a visitarnos a la Academia de Operación Triunfo, grité como una loca. Luego, fuera del programa, nos conocimos y me invitó a cantar en un concierto suyo. A partir de ahí, nos hemos hecho muy amigos y se ha convertido en un gran apoyo para mí. 

Y los chicos de Dvicio son súper majos. Andrés y Martín son un amor de personas y como ellos muchos más, que te vas encontrando en eventos. Es muy bonito poder compartir música con gente que siempre has admirado.

Hablando de colaboraciones, ¿Tienes algún proyecto que te gustaría llevar a cabo en este sentido?

N.R.: Realmente me gustaría llevar a cabo muchos. Es cierto, que me gustaría colaborar con diferentes artistas pero, ahora mismo, no es mi prioridad. Así que no me lo he llegado a plantear muy seriamente. Ya habrá tiempo, espero ….

Has tenido la oportunidad de volver a Operación Triunfo para visitar a los concursantes de este año ¿Qué significó este momento para ti?

N.R.: Fue muy emocionante, sobre todo, porque entramos en silencio para que no me vieran y que fuese una sorpresa y casi no tuve tiempo de asimilar que estaba allí dentro de nuevo. En seguida me puse a hablar con ellos, cuando en realidad lo que necesitaba era un minuto para mí, para asumir dónde estaba. Me hizo mucha ilusión conocerlos y, de hecho, conforme van saliendo intento hablar con ellos para ver cómo están y cómo han vivido la experiencia. Yo no pretendía darles consejos, sino simplemente contarles mi experiencia personal por si algo de lo que he vivido yo les sirve. 

Les dijiste una cosa que me llamó la atención. Comentaste que “ganaste inseguridades”, pero ¿tu paso por OT 2017 te sirvió para conocerte más a ti misma?

N.R.: Artísticamente hablando, aprendí muchísimo y mejoré mucho. Lo que pasa es que al tener más conocimiento, también te das más cuenta de las cosas que haces mal y te juzgas más. A parte de eso, estás en un formato, en el que estás siendo juzgado todo el rato y tienes que estar pendiente de mil cosas. Si a ello le sumas el hecho de estar aislada y no tener referencias externas … Pues llega un momento que te pierdes y es duro. Sin embargo, como persona sí gané mucha seguridad. 

¿Te costó asimilar tu nueva vida tras el concurso?

N.R.: Sí, me costó un poco. Sobre todo al principio, porque no te ha dado tiempo a asimilar que te han echado, cuando ya te empiezan a decir que al día siguiente tienes que hacer veinte entrevistas. Así que ese día no duermes prácticamente. Luego, aprendes a llevarlo todo poco a poco. A veces, me preguntan: “¿cómo lo haces?” y yo siempre digo lo mismo: no hay un cómo, simplemente te vas acostumbrando y asimilando todo lo que te va pasando. El tiempo, al final, es el que pone todo en su sitio. 

Con la experiencia de estos meses, ¿qué le diría la Nerea Rodríguez de hoy a aquella Nerea que se presentó al casting de Operación Triunfo?

N.R.: Le diría lo mismo que me digo yo a día de hoy que es que con mucho trabajo y esfuerzo las cosas se consiguen siempre. Creo que soy un ejemplo para mí misma. Yo quería dedicarme a esto y, aunque lo veía muy difícil, me arriesgué y seguí luchando por ello. De hecho, antes de entrar a OT, ya había decidido no estudiar una carrera y apuntarme a teatro musical porque tenía claro que quería dedicarme a la música y la interpretación.

Antes lo hemos hablado y es evidente el éxito que tanto tú como tus compañeros tuvisteis y seguís teniendo, pero nos gustaría saber ¿qué es para Nerea Rodríguez el éxito?

N.R.: Para Nerea Rodríguez el éxito es trabajar de lo que realmente me gusta, la música y la interpretación, y que la gente realmente valore mi trabajo. Además, me gustaría que quien escuche una canción mía, sienta algo; o si viene a verme a La Llamada, que salga del teatro y se le haya removido algo. Ese es el verdadero éxito para mí.

Nerea Rodríguez
Nerea Rodríguez

Nerea Rodríguez mezcla ternura y dulzura con madurez y fuerza. A sus 19 años de edad tiene las ideas muy claras y, aunque es consciente de que el mundo artístico -su mundo- es difícil, la de Gavá (Barcelona) no se achanta y está dispuesta a sortear cualquier obstáculo que se encuentre en el camino para continuar aprendiendo y trabajando de lo que siempre ha soñado:  la música y la interpretación. Un sueño que empezó a cumplirse con su participación en Operación Triunfo y, que a día de hoy, el musical La Llamada y el lanzamiento de su primer single Y Ahora No, le están otorgando alas para volar alto. Desde aquí, Nerea, solo nos queda desearte lo mejor y decirte que pase lo que pase siempre preferiremos un poco, que nada de ti. 

Texto y entrevista: María Sánchez