El pasado día 14 arrancaba el Mundial de Fútbol 2018, David Bisbal abarrotaba el Palacio de Deportes de Madrid con su Tour 2018 y la sala Siroco Lounge (Madrid) apostaba por el talento de artistas emergentes en una nueva edición del ciclo Music Pill.

Dejando al margen los balones y los agudos imposibles de Bisbal, la noche del jueves congregó, a iniciativa de la Agencia Demasié, a artistas plásticos y musicales con el objetivo de rendir homenaje a dos de las grandes figuras del pop internacional de los últimos tiempos: Lana Del Rey y Ryan Adams

Con la sala Siroco engalanada por las obras de catorce ilustradores, confeccionadas según las técnicas y estilos propios de cada artista y dedicadas a los dos grandes protagonistas de la noche, cuatro bandas locales se subieron al escenario para poner banda sonora a una velada de lo más internacional.

El encargado de dar el pistoletazo de salida fue Dani  Red. El músico madrileño, que en febrero de 2018 publicó su segundo EP en solitario, Cada Día Somos Más, se atrevió a versionar a Lana del Rey. A golpe de guitarra acústica, prestada en esta ocasión, y su personal voz rasgada rompió el hielo y nos brindó una más que notable actuación.

El testigo de Red, lo tomaron los chicos de Mild  Blood, un joven grupo madrileño compuesto por Alejandra de Gregorio (voz), Philip Sauerwald (guitarra), Javier Molina (guitarra), Lucas Gil (bajo) y Gonzalo Hoppichler (batería). El reto de homenajear a un artista como Ryan Adams nunca es fácil y quizá por eso -y por las semanas de exámenes- Alejandra tuvo que echar mano de móvil para que la letra de las canciones no le jugase una mala pasada. Y así con “chuletilla” en mano, no sólo logró salir airosa, sino que, además, enamoró a más de uno/a con su particular y bonito timbre de voz.

Con el listón alto, Lara Morello interpretó su versión alternativa de Young And BeautifulSummer Time Sadness de Lana del Rey. Y como a la de Móstoles le van los retos y la guitarra acústica parece que se le queda pequeña, se atrevió a jugar con los sonidos y estrenó looper en directo. Una apuesta arriesgada, de la que logró salir victoriosa. A ello hay que añadir que, en un alarde creatividad y originalidad, se le ocurrió fusionar el pop de Del Rey con la mítica I  Want It That Way de los Backstreet Boys. Una mezcla que sorprendió gratamente y convenció ¡Ole tú, Lara!

El cierre corrió a cuenta de Aristócratas del Barro, la banda madrileña formada por Miguel Fernández y Alejandro Martín, que con su estética moderna y su sonido alternativo rindieron tributo a Adams y pusieron el broche de oro a un ciclo, en el que los artistas emergentes demostraron estar a la altura de los grandes iconos del pop internacional.

Texto: María Sánchez

Fotografía: María Sánchez y Mónica del Valle

Escrito por

María Sánchez

Tuve walkman, discman y pertenezco a esa especie en extinción que escucha música en formato físico.