Quizá veinte años no sean nada en comparación con toda una vida, pero mantenerse a flote y gozar de un excelente estado de salud durante dos décadas es toda una hazaña al alcance de muy pocos. En un mundo en constante viraje y sometido -como muchos otros- al imperio del “tanto vendes, tanto vales”; David DeMaría ha conseguido forjarse una sólida carrera musical, avalada ya con 20 años de experiencia a sus espaldas. Una proeza, en los tiempos que corren, que bien merece una gira para celebrarlo como Dios manda.

Tras pasar por la ciudad Condal, el pasado viernes la Gira 20 Años de David DeMaría efectuó parada en Madrid. Las orillas del Manzanares aguardaban la llegada de sus Barcos de Papel y su público, fiel donde los haya, le esperaba ilusionado en la mítica sala La Riviera.  

Enérgico y con ganas de convertir la velada del viernes en inolvidable se presentó ante el respetable, acompañado de su banda, y al compás de La Ciudad Perdida. En cuestión de segundos, público y artista unieron sus fuerzas para buscar ‘a Sara en algún lugar’ y hallarla a pocos metros de allí ¿En el Manzanares? Pues probablemente sí, porque ya se sabe que Cuando el Río Suena

Pero … vayamos por partes porque la noche dio mucho de sí. Con el ambiente caldeado y el público entregado, el quinto tema del repertorio llegó con la primera sorpresa del concierto. El Karma esta vez jugó limpio y suplicando Espérame nos brindó un precioso dueto de Eva Ruiz junto a David DeMaría, que concluyó frente a El Callejón del Duende. Y si la cosa iba de jóvenes promesas, quién mejor que Gonzalo Hermida para tomar el relevo y convertirse en el Guía de Mi Luz

La luz de Hermida nos condujo a buen puerto y los Barcos de Papel navegaron sin perder el rumbo y con la emoción como timonel. La probabilidad de que aquellos navíos concluyesen su travesía en aguas de Isla Cristina y capitaneados por Manuel Carrasco permaneció en el aire -y en el setlist que nos proporcionaron a los medios- durante todo el tema. Finalmente, Carrasco no apareció, pero David tampoco defraudó en su interpretación. 

Diego Cantero (Funambulista) se encargó engalanar la sala con El Perfume de La Soledad y Esmeralda Grao le proporcionó la dosis necesaria de elegancia y sentimiento con Cada Vez. Y con la emoción vagando a su antojo por la sala, se creó la atmósfera perfecta para multiplicar el amor por dos. No hicieron falta grandes artificios, a David DeMaría le bastó con su guitarra acústica para dejarnos, como diría Alejandro Sanz, con el alma al aire y siendo, eso sí, el ‘eco de tu voz‘. 

El concierto alcanzó así el ecuador y, si hubo algún iluso que pensó que con la presencia de Rosana (Si Te Vas) sobre el escenario las colaboraciones habían llegado a su fin, es que no conoce el poder de convocatoria del de Jerez de la Frontera. “Desde el primer momento que se lo ofrecí, ella acepto”, confesaba David al presentar a su próxima invitada. Una compañera pero, sobre todo, amiga de esas que cuando están a ‘tu vera, los problemitas se marchan’ y que no podía ser otra que Chenoa. A golpe de una estupenda versión roquera Yo No Quiero Problemas, incendiaron La Riviera y su cariño, energía y complicidad sobre las tablas rápidamente se contagió por toda la sala. 

Si alguno había acudido allí con algún problema, desde luego que el concierto de David se convirtió en el mejor revulsivo. Y Precisamente Ahora apareció otro David, Civera en esta ocasión, para brindarnos un dueto, en el que las muestras de amistad entre ambos artistas fueron más que evidentes y con el que todo el mundo termino rogando ‘no me llores más preciosa mía, Tú no me llores más …’

Las lágrimas quizá asomaron porque el final estaba cada vez más cerca y nadie quería marcharse de allí. Sin embargo, todo lo bueno se acaba y tocaba preparar la despedida. Fue entonces cuando Riki Rivera, uno de los compositores, guitarristas y letristas más relevantes de este país, salió guitarra en mano y acompañó a David en Te Conocí

Al compás de la guitarra española de Riki, los Relojes de Arena marcaron el punto y final de una noche mágica. Un recorrido de veinte años de trayectoria profesional a través de las canciones más emblemáticas del artista, que nos cautivó y dejó con ganas de más. 

Gracias, David, por dedicar toda una vida a esta bendita locura que es la música ¡Que lo sigas viviendo con tanta pasión durante muchos años más!


PRÓXIMOS CONCIERTOS DE DAVID DEMARÍA

  • 09/06 – Teatro Cervantes (Málaga)
  • 01/08 – Terrasse de la Mer – Narbonne (Francia)
  • 21/09 – Cartuja Center (Sevilla)

Más información y entradas AQUÍ
Fotos: Hada Casado y María Sánchez
Texto: María Sánchez

Escrito por

María Sánchez

Tuve walkman, discman y pertenezco a esa especie en extinción que escucha música en formato físico.