Mientras el pasado viernes el centro de Madrid colapsaba con motivo del Black Friday, a escasos metros de Plaza de España, concretamente en el número 2 de la Plaza Conde de Tereno, encontramos un oasis de tranquilidad y buena música en directo. EFun Music Festival cambiaba el ajetreo de las calles por cuidadas melodías, las compras por dosis de energía en forma de canción y los descuentos por un plantel de artistas de lo más variado e interesante. 

FUN MUSIC
Cartel Fun Music Festival

La encargada de dar el pistoletazo de salida fue Lara Morello. La cantautora madrileña pisó el escenario dispuesta a cambiar las sombras del “viernes negro” por luces de optimismo. Ataviada con chupa de cuero amarilla -no apta para supersticiosos-, guitarra acústica -prestada, en esta ocasión- y su característica pandereta de pie, rompió el hielo con Psicodélica.

Con el ambiente caldeado y la buena vibra sobre el escenario, “la noche se tornó atenuada de neón”, cuando Lara declaró que No Soy Lo Que Crees. Y es que lejos de encasillarse en ese papel de cantautora melancólica y a ratos algo “moñas”, que le escribe al amor y al desamor; la joven demostró que también es toda una ‘Madame Rockerí‘ cuando se enfunda la guitarra eléctrica. 

Tal Vez y Retorno sonaron a continuación y sirvieron de preludio para uno de los momentos más mágicos de la velada. Tocaba tirarse al vacío sin paracaídas, animar a los presentes a arriesgar y luchar por alcanzar la felicidad y quién mejor que la vocalista de Versilia para darnos ese impulso. Morello la invitó a compartir escenario con ella y, al grito de Saltemos, nos regalaron un dueto de esos que dejan huella. Complicidad, ilusión, cariño y respeto mutuo fueron los ingredientes de un cóctel musical que no tardó en conquistar al público. “Rocío es tan especial y buena”, nos confesó la artista, a quién solo le faltó homenajear a La Más Grande con un “Rocio, ay, mi Rocio, manojito de claveles …”.  

IMG-20171127-WA0008
Lara Morello junto a Versilia (Rocío) en el Fun Music Féstival. Foto: Bemol Magazine

 La actuación de la madrileña alcanzaba así el ecuador y llegó el turno de Oscuridad, una de esas canciones que nos recuerdan que por muy negros que veamos a veces los días, siempre existe una luz al final del camino. Filosofía que seguimos practicando con Imagina Que. El remate final corrió a cargo de Chamán y Seremos. Este último tema nos lo brindó como adelanto del que será su primer EP, aún sin fecha de salida, pero del que no dudamos de que antes o después caminará con paso firme en este complicado, pero no imposible, mundo musical. 

Con el repertorio de Lara Morello aún en la cabeza, el festival de la música emergente siguió su curso. Artistas como Andrés Sudón, Marta Plumilla y Two Monos DJ tomaron el relevo en la noche del viernes. Sin embargo, esto no fue todo, porque al día siguiente, el show continuó gracias al pop rock de InnertesTurmalina y los mañicos Capitán Sunrise, cuyas melodías vitalistas, elegantes y originales pusieron el broche de oro a un festival, en el que la música y los artistas emergentes brillaron con luz propia. 

Texto: María Sánchez

Fotografía: María Sánchez y Mónica Del Valle

Escrito por

María Sánchez

Tuve walkman, discman y pertenezco a esa especie en extinción que escucha música en formato físico.