¡Por fin se puso el contador a cero! ¡Por fin lo tenemos de vuelta! Este viernes se ha publicadoPrometo, el nuevo álbum del cantauror malagueño, un trabajo más maduro, personal y cargado de nuevos ritmos e influencias latinoamericanasTras dos años alejado de los escenarios y los focos, Pablo Alboran reaparece en el panorama musical con su cuarto disco de estudio, el que él mismo ha definido como el “más libre y transparente que he hecho hasta ahora”.

Durante su ‘corta’ pero intensa carrera musical, Pablo se ha posicionado como uno de los artistas más relevantes del pop español de los últimos años. Como aval cuenta con 42 discos de platino, más de dos millones y medio de copias vendidas y una legión de seguidores por todo el mundo que se cuentan por millones. Sin embargo, hace dos años e inmerso en plena vorágine de éxito, el cantante tuvo la necesidad de hacer un alto en el camino. Necesitaba respirar, volver a la normalidad y pasar tiempo con los suyos. Así que, en un acto de honestidad consigo mismo y con su público, decidió alejarse de la primera línea durante dos años. 

De este modo, Prometo nace de la calma y la serenidad. Es un disco sin amarres ni prisas, que ha ayudado al malagueño a desfogarse, curar las heridas del pasado y recuperar esa ilusión que, en alguna ocasión, perdió por la composición y la música en general. “Necesitaba ser yo mismo con este álbum. Gracias a esta pausa he podido desconectar de todo y conectarme conmigo mismo, mi familia y mis amigos”, explicó el artista en la rueda de prensa celebrada en la Fundación Giner de Los Ríos en Madrid. 

Con este nuevo trabajo, Alboran se desnuda, abre las puertas a nuevos sonidos y tiene claro que, a partir de ahora, va a “intentar disfrutar de todo lo que venga”. Y con el álbum ya en el mercado, su próximo objetivo se centra en la gira, que empezará en torno a febrero o marzo en Latinoamérica y aterrizará en España en mayo. No quiso revelar, sin embargo, cuál será la ciudad elegida para el inicio del tour nacional. 

A pesar de admitir que necesita tiempo porque resulta difícil trasladar Prometo al formato directo, sí tiene claro lo que busca con sus shows. “Quiero que la gente se olvide de todo, incluso de quien está sobre el escenario, y simplemente disfrute”, confesó. Pablo escribe para desahogarse y olvidarse de los problemas y, por ello, quiere que, cuando el público vaya a sus conciertos, también se evada y simplemente baile. 

Este espíritu optimista y vital se halla muy presente en este nuevo disco. Tanto es así, que Vivir es el título de una de sus canciones. Un tema que habla de que por mucho que la vida gire y dé vueltas, la risa tiene que seguir siendo nuestra única religión. Comentó que compuso Vivir “también un poco como himno para mí mismo” y espera que “para la gente también lo sea, porque la vida dura dos días y, muchas veces, nos olvidamos de exprimirla al máximo”

Cuando le preguntan por la canción más importante del disco, el malagueño no titubea y se decanta por Prometo. Afirma que “es el tema más honesto y veraz que tengo” y no se avergüenza cuando declara que se emociona cada vez que la canta. Y esa misma emoción la trasmite a quién la escucha como lo hicimos ayer. Desnuda: en formato piano y voz ¡¿Qué quieren que les diga?¡ El viernes nadie salió inmune tras esta canción.

 [youtube https://www.youtube.com/watch?v=KqgCIa1PWTU&w=560&h=315]

Y como es un disco de contrastes y estilos, de una canción íntima pasamos a una de las más reivindicativas. Boca  de Hule la define como “un cara a cara con el poder, la decepción, la corrupción, la violencia y la mentira”, algo que por desgracia está muy presente en nuestros días y que el de Málaga ha querido denunciar, en esta ocasión, en compañía de Alejandro Sanz“La voz de Alejandro hace que todo cobre sentido: la letra, la música, el sonido, la rabia… La verdad es que se lo agradezco en el alma y aprovecho para felicitarle su galardón de Persona del Año en los Latin Grammys”. 

Tras las canciones, también hubo tiempo para las confesiones y los apuntes. Matizó que la música no duele, “pero la industria puede llegar a doler”. Se declaró soñador y admitió que, en el momento que sintió que se estaba despertando, se vio obligado a “parar un segundito para volver a soñar”. Y si la pregunta es que qué promete Pablo Alborán a partir de ahora, se atreve a decir que “la única verdad que puedo asegurarle al público es que moriré haciendo música”

IMG_0083
Pablo Alborán publica Prometo, su cuarto álbum de estudio. Foto: Bemol Magazine

Texto: María Sánchez y Hada Casado

Fotografía: María Sánchez

 

Escrito por

María Sánchez

Tuve walkman, discman y pertenezco a esa especie en extinción que escucha música en formato físico.