La música es ese fármaco infalible contra todo lo que duele y la única capaz de derribar fronteras y hacernos remar a todos en una misma dirección. Nos permite sacar nuestro mejor “yo” y la cara más positiva. Barei, que es una artista inquieta y con espíritu constante de renovación, es muy consciente del enorme poder de la música y se ha embarcado en un proyecto innovador y con un fin completamente solidario. Impulso es su nuevo tema, compuesto e interpretado por seguidores de todas las partes del mundo

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=OsbUKcR_VMI&w=560&h=315]

Impulso se convierte así en la primera canción compuesta y cantada por una artista y sus seguidores. Bajo el hashtag #NuestraPrimeraCanciónJuntos, Barei ha ido recibiendo mensajes y propuestas de frases para integrar en su canción ¡El resultado, como habéis podido comprobar, no podía ser más brillante! Público y artista unidos por una buena causa, ya que todo lo recaudado con este proyecto irá destinado a ACNUR, la agencia de la ONU que garantiza la correcta aplicación de la normativa internacional sobre los refugiados; y Anidan, ONGD que trabaja para atender las necesidades de la infancia en Kenia. 

Durante dos meses y medio, cada domingo y mediante chat en directo, la cantante se citaba con sus seguidores para componer desde cero y con su ayuda este magnífico tema. Personas de distintas nacionalidades y procedentes de países como Alemania, Argentina y España, entre otros, se trasladaron hace unas semanas a Madrid para reunirse en el estudio con la artista y grabar los coros y el videoclip juntos. Entre los rostros conocidos de esta iniciativa, podemos encontrar a la madrileña Lara Morello.  

Hoy sus voces, las de los BFighters junto a Barei, se han convertido en Impulso y han dado origen a un tema que emociona y que nos da la fuerza para superar cualquier obstáculo o mal día. “Si saltas, salto contigo” porque hoy más que nunca “te has convertido en el latido de mi pulso”

Texto: María Sánchez

 

Escrito por

María Sánchez

Tuve walkman, discman y pertenezco a esa especie en extinción que escucha música en formato físico.