Hay canciones que parecen compuestas para transportarte a otro planeta -y no solo por su título-, que se apoderan de ti y logran removerte. Hay letras que logran emocionarte y como ‘okupas’ se quedan a vivir en tu corazón. Y hay melodías que parecen estar confeccionadas para acariciarte el alma. Todo esto, que parece imposible de contener en un solo tema, lo ha conseguido unir con maestría Pablo Alborán en Saturno. Una canción que, si ya nos dejó huella cuando la escuchamos por primera vez, ahora con el lanzamiento del videoclip ha conseguido que aquélla permanezca imborrable. 

Sin títulxvxo
Pablo Alboran durante el rodaje del videoclip

Y es que en tiempos en los que cantarle al amor y al desamor es casi una condición ‘sine qua non‘ para sonar las radios, hay que ser muy artista y desbordar talento para hacer algo original ¿Cómo hablar del amor que pudo pero no fue sin recurrir a los tópicos? Pues parece que Pablo Alborán ha sabido dar con la tecla adecuada, recurriendo a la mitología y a un concepto muy filosófico sobre la vida. Si es que además de cantar como los ángeles, el de Málaga nos ha salido inteligente. 

Saturno es una canción que habla de vidas paralelas. “Imaginé que todo lo que dejaba de suceder en la Tierra seguía sucediendo en otro lado, como las ondas del espacio que no se pierden ni se disipan sino que se alejan y evolucionan en otra parte de universo”, comenta el cantautor. Asimismo, declara que pensó en Saturno y en el amor porque este último cuando perece “no se muere por lo que ha sido sino por lo que hubiera podido llegar a ser”, explica. 

Para componer la canción, el malagueño se inspiró en el mito de Saturno y fruto de ello surgió esta preciosa balada que nos ha cautivado y enamorado. Pero esto no es todo, porque, con Saturno, Alboran ha querido dar un paso más y así lo ha demostrado en el videoclip, donde se desnudado en cuerpo y alma. “Es la primera vez que vamos a trabajar mi piel y yo no me hubiera atrevido a hacerlo si no fuera porque mi hermano está dentro del proyecto como director”, confiesa. 

Sin títuhhhlo.png

El rodaje a cuerpo descubierto ha sido delicado para Pablo, el objetivo del vídeo era conseguir un resultado muy estético y que se adaptase bien al concepto de la canción; algo que ha conseguido gracias a la dirección de Salvador Alborán -su hermano-. Además, como curiosidad os diremos que el vídeo se rodó el 18 y 19 de julio en dos intensas jornadas. La primera transcurrió en un plató en la Ciudad de la Imagen y la segunda fue durante una noche en una piscina de Humanes, según informaciones de Cadena Dial. 

Sin más, os dejamos con este maravilloso videoclip para que viajéis de la mano de Pablo Alborán a Saturno, Plutón y la Luna ¡Disfrútenlo! 

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=yBAx5nBdJqU&w=560&h=315]

“En la Luna gritan a solas tu voz y mi voz…”

Texto: María Sánchez